Quadriga® 2012-2016  Ciencia - Conocimiento - Libertad www.laquadriga.com

Imprimir

Locos de carreteras: la reconfiguración del movimiento hippie en Brasil

on . Posted in Videoarte

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Tribu Global - Redacción

malucos estradaImagine la oportunidad de mostrar una película de una forma de vida que pocos conocen y son capaces de inspirar a tanta gente.
Los sueños, el arte, la poesía, la cooperación, la libertad, la revolución, el desapego, la igualdad, la lucha ... Los sentimientos y  las acciones que a menudo son reprimidos debido a las normas sociales preestablecidas, sino que se vive intensamente por los hombres y mujeres que se ponen una mochila en la espalda y salen a la carretera.
Pero ¿quiénes son? ¿Cómo viven? ¿En qué creen?
La película "Locos de carreteras: la reconfiguración del movimiento hippie en Brasil" es una nueva iniciativa que busca iluminar a la sociedad sobre la riqueza de este universo cultural de los valores y poner en tela de juicio el actual proceso de represión que están sufriendo los artesanos.
La urgencia y la importancia en el esclarecimiento de esta cultura es que su supervivencia e integridad se ven seriamente amenazados por la invisibilidad social y un desconocimiento por parte de los funcionarios públicos sobre esta realidad.
Creemos que este documental será el punto de partida para el amplio hacia el reconocimiento de la locos de las carreteras como manifestación cultural. Esta es una película estrenada con acceso gratuito a Internet para que se convierta en un producto de la sociedad.
Este movimiento es sobre todo una lucha por el hecho de que vivimos en una sociedad democrática que convive con diferentes puntos de vista, intereses y conocimientos, la mejora del bienestar más colectiva.
Así es como describen los autores de este filme, su obra. Y es que en nuestra América latina la existencia de grupos hippies, que algunos han sido llamados, “vagabundos”, “marihuanos”, “drogadictos”, “verdes”, “chancletudos”, “ecologistas”, se ha buscado invisibilizarlos. Los hippies, ese grupo social o mejor dicho, esas personas, que buscan la igualdad y el reconocimiento. Aún hoy día, en pleno siglo XXI, siguen representando una contracultura al establishment. ¡Al maldito establishment! Ese que nos dice cómo debemos comportanos, qué debemos hacer y no hacer para ser "alguien", es decir, "para tener valor". 
En todos los países de nuestra región latinoamericana, los hippies son tratados como la escoria social. Tanto por los grupos de poder, como también por la sociedad en general; incluyéndose además las élites académicas.
Constantemente son reprimidos por la fuerza y sus opiniones son invisibilizadas por la sociedad en general. Ha sido común, vérseles como una especie de “adorno” en las ferias o festivales culturales, donde las visitantes suelen mirarlos como “cosas raras”, dignas de un circo. Digamoslo bien, se les mira como “monos” de circo que sacan risas y una que otra carcajada cuando realizan las piruetas circenses con las cuales logran ganar dinero honradamente para sobrevivir.
Los gitanos también han pertenecido a este grupo social que todos quieren invisibilizar. Se les priva de derechos fundamentales; nadie los toma en cuenta. Únicamente son "personas" cuando hay elecciones populares para cargos políticos. En Alemania se les masacraba sistemáticamente en los famosos campos de concentración. Pero la historia y los historiadores son injustos; pues del holocausto, solo se habla de los judíos, mientras que los gitanos y demás minorías siguen esperando que alguien les haga justicia, para que los crímenes de los cuales fueron víctimas, no queden en la impunidad.
En la Argentina, Chile y Brasil se les cuenta por decenas de miles. Recorrer la Florida es llegar al corazón de los hippies argentinos. Y no se diga del caso de Santiago, donde todos los gitanos, y hippies son despreciados por la sociedad. En Costa Rica se les solía encontrar en la “plaza de la cultura”, la cual hoy día no es mas que un nido de palomas, y lugar de reunión de parejas homosexuales. De todo hay en aquel sitio, menos riqueza y diversidad cultural.
¿Qué están haciendo los ministerios de educación y cultura de Latinoamérica? Parece ser que sólo fomentando una cultura y un arte oficial.
Quedará mucho por hacer, mientras tanto, nosotros mismos podemos empezar por querer ver como ve el otro, con los ojos del otro; y no solo con los nuestros. Quizás logremos entender, que no todas las personas en el mundo ansían tener riquezas materiales, renombre, buen vestir, y grados universitarios. No todos han nacido para enriquecer a las grandes factorías y empresas productoras de bienes de consumo masivo. No todos ven la vida como una lucha. Podremos lograrlo algún día… quizás si utilizásemos menos el automóvil y más nuestros pies, podamos volver a ser personas, seres humanos, y no ratas de laboratorio, androides programados o simples usuarios de artefactos electrónicos. Quizás…

 

Opina y recomienda

Share on Myspace

Geografía de Costa Rica