Quadriga® 2012-2016  Ciencia - Conocimiento - Libertad www.laquadriga.com

Imprimir

La mujer que espanta en los alrededores de Quepos

on . Posted in Literatura

Ratio:  / 16
MaloBueno 

luis kenneth[Por Luis Kenneth para Quadriga] ¡Hola! Quiero contarles una historia de misterio, hasta el momento sin explicación, que me sucedió a mi y a un amigo hace algunos años. Puedo garantizarle a cualquiera que no estoy inventando ningún detalle y que luego de este hecho comencé a creer que existen situaciones paranormales o sin explicación, como gustes llamarles.

Sucede que tengo una familia amiga, la cual suelo visitar varias veces al año en el cantón de Quepos, en la comunidad de Naranjito, a unos 30 minutos del centro de Quepos.

Existe en esa comunidad una mujer que deambula por las calles, con aparentes problemas de salud mental. Por temporadas deja de ser vista mucho tiempo, pero cuando se deja ver, es común para los lugareños encontrarla por las tardes o las noches en diversos lugares, al cabo que para muchos que se acostumbran a verla, llega a pasar inadvertida.

Siempre anda sucia, desarreglada, con la misma ropa andrajosa, con la mirada perdida en el horizonte y sin hacer contacto ni entablar conversación alguna con la gente, aunque a veces alguien le dirija la palabra. Personalmente pude verla en algunas ocasiones sola o junto a personas que esperaban algún autobús o taxi en una parada que se encuentra en el cruce hacia el hospital de Quepos y Naranjito, pero no le di mucha importancia porque lo que me decía la gente de ese pueblo es que simplemente era una loca que deambulaba por todo el cantón. Sin embargo me llamó la atención el hecho de que nadie supiera en realidad quien era, como se llamaba, donde vivía, que le había sucedido, etc., es más, algunas personas me contaron que esa mujer muchas veces fue llevada a centros de cuidado psiquiátrico pero inexplicablemente se fugaba del lugar.

Una noche lluviosa, me encontraba descansando en la casa de esa familia amiga. Era tarde ya, como las 10pm aproximadamente, el padre de esa familia me pide que lo acompañe a traer a su hijo al centro de Quepos pues este sale tarde de trabajar, yo accedo a acompañarlo y procedemos a salir en auto de la casa.

Para los que no conocen esa zona, les comento que del pueblo de Naranjito a Quepos, existe solo una calle de lastre estrecha, en mal estado y con escasa iluminación, que comunica ambas comunidades. Toma aproximadamente de 15 a 20 minutos recorrer dicha calle hasta llegar hasta a el llamado “cruce del hospital” que es donde comienza el pavimento, ademas esta calle esta rodeada en su mayoría de potreros y sembradíos de palma. Solo existen construcciones propiamente en el pueblo de Naranjito o en el cruce del hospital, al final de la calle.

naranjito

Naranjito, cerca de Quepos. Foto: La Nación.

En fin esa noche, justo empezando a recorrer la calle, en medio de la lluvia y debajo de la luz del ultimo poste de alumbrado de la vía, se encontraba “la loca de Quepos", que hizo algo que nunca solía hacer, nos miró de frente y sin soltar la mirada del vehículo hasta que esta se perdió en el horizonte. Comentamos en ese momento mi amigo y yo, la pobre situación de esa mujer, a esa hora de la noche, empapada por la lluvia, posiblemente extraviada y con hambre; también nos preguntamos como llegó a ese lugar y que hacía ahí, pero no le dimos mayor importancia, cambiamos de tema y seguimos el viaje.

Mientras recorríamos la carretera, alumbrados solo por las luces del vehículo, y despacio xq con la lluvia la calle se pone muy fea, no fuimos rebasados por ningún otro automóvil, motocicleta o vehículo alguno, solo nos topamos al principio del recorrido con un auto en el carril contrario que iba de regreso al pueblo.

281213cc904c6c5medCual fue nuestra sorpresa, luego de terminada esa calle y de llegar al cruce hacia el hospital… Estaba ahí esa mujer, sola, debajo del primer poste de alumbrado, en la misma posición, con la misma ropa y con la misma mirada fija hacia nosotros.

En ese momento nos quedamos sin habla y con un escalofrío que hasta el momento vuelvo a sentir cada vez q cuento esta historia. Solo puedo decir que nos fuimos rápidamente del lugar, intentando encontrar alguna explicación lógica para lo sucedido, pero en lugar de ello con mas preguntas cada vez. ¿Como llegó ahí si nadie nos rebasó?, y de existir la posibilidad de que no nos percatáramos de otro vehículo, ¿quien podría querer llevar a esa mujer en su auto, y de hacerlo porque dejarla ahí nuevamente debajo de la lluvia y en medio de la soledad de la noche?

Solo puedo asegurarles que ademas del vehículo que nos topamos de camino, fuimos los únicos que transitamos esa calle esa noche, es imposible que no nos percatáramos de que otro auto nos rebasara pues por las condiciones naturales de esa calle sería imposible pasarlo desapercibido.

Algunos se preguntaran si de regreso a la casa estaba nuevamente ahí la mujer… Pues no estaba y nunca mas la volvimos a ver hasta el día de hoy…

 

* Imágenes con fines ilustrativos

Opina y recomienda

Share on Myspace

Artículos relacionados

Geografía de Costa Rica