Quadriga® 2012-2016  Ciencia - Conocimiento - Libertad www.laquadriga.com

Imprimir

El Gran Hermano te vigila

on . Posted in Invitados

Ratio:  / 0
MaloBueno 

alfredo cesar dacharyDr. Alfredo Dachary

George Orwell, seudónimo de Eric Arthur Blair, autor del clásico libro “1984”, escribió un texto pensando en un utópico futuro, pensando en centurias, pero la realidad le arrebató ese puesto y hoy se podría decir que gran parte de sus planteamientos se han hecho desgraciadamente realidad, y ahora vamos a abordar el más avanzado de éste: Big Data.
El Gran Hermano que domina el mundo se integra perfectamente con otro cuadro que construyó de otro ángulo, pero llegando a las mismas consecuencias Aldous Huxley (1969) el mundo del consumo y la comodidad a costa de los valores humanos esenciales y donde el “hombre feliz” es el final de una cadena de montaje.
No es casual que hoy en un mundo global dominado por un reducido número de banqueros y especuladores que operan a miles de políticos y otros falsos profetas, ambas visiones utópicas se hagan realidad, abriendo la puerta a una nueva explotación total del hombre, deshumanizado y alienado por el consumo, y cuya meta de consumo final es el mismo en el post-humano.
Winston Churchill, el Primer Ministro británico que encabezó la Segunda Guerra Mundial contra el Eje Alemán, sostenía algo que hoy los escándalos de espionaje ya lo presentan como una nueva realidad al decir: “…los imperios del futuro serán imperios de la mente”, lo que no aclaró este empeñoso “Tory” inglés es si era el control de todas las mentes o la mente por encima de todo.
El físico Michio Kaku en su libro “La Física del Futuro” (2011), sostiene que para el 2100, nos igualaríamos a los dioses, pero no nos valdremos de pociones y varitas mágicas sino de la informática, la nanotecnología, la inteligencia artificial, la biotecnología y sobre todo la teoría cuántica, que es el fundamento de todas las tecnologías anteriores.
Para Kaku, se dará un salto cualitativo y la mente controlará la materia y se llegará más allá, a fin de superar la gran limitación enunciada por Arthur Schopenhauer: “…todo individuo considera que los límites de su propia visión son los límites del mundo”.
Richard Sennett, en su último libro, el segundo de su trilogía actual, “Juntos”, hace un planteamiento que nos permite comprender la realidad actual en la cual se han borrado los límites entre lo público y lo privado y hoy formamos parte de un gran reality show, que nos integra a un mundo cada vez más de fantasía, más allá del planteamiento de Debord, en “La sociedad del espectáculo”.
Este sociólogo afirma que somos “trabajadores volátiles” inmersos en formas de trabajo temporales con multitud de proyectos a la vez, externalizaciones y competitividad extrema, y el resultado es una alienación que provoca la pérdida de sentido de pertenencia a una empresa o lugar; en ese contexto, que no espere nadie que la gente coopere unos con otros, impera el sálvese quien pueda, especialmente si los otros son diferentes a nosotros. Y eso explica el auge de las relaciones sociales superficiales, el escaso compromiso con y de las instituciones y la cada vez mayor distancia entre las personas.
¿Quién ha llevado esta sociedad a este nuevo estadio, muy alejado de la comunidad solidaria, de la propia sociedad del pacto social? Es muy fácil decir que las nuevas tecnologías nos separan, pero éstas actúan en el contexto de un plan mayor, ya que cumplen una función y luego son remplazadas por otras que profundizan este proceso de aislamiento, soledad y angustia del individualismo moderno.
Las nuevas tecnologías son consumo antes que nada, son formas de expresarse, son mecanismos duales de comunicación y aislamiento, son las nuevas formas de socializar; si el sujeto no entra a esas redes no existe, porque la nueva sociedad está en las redes que a su vez están integradas por tecnologías de comunicación y fuera de ellos está la utopía, lo “diferente”, lo distinto, lo que los conquistadores definieron como “el otro”. El incomunicado de hoy es el hippie de los 60´, un antisistema, un terrorista del ejemplo al no sometimiento de estas nuevas leyes de la unidad de los contrarios.
Por ello es que cada etapa, que a su vez es cada vez más corta, tiene una nueva tecnología que centraliza el eje de cambio de la misma. En la actualidad es el conocido como Big Data, algo que otros han denominado la gran minería de datos, un nuevo recurso artificial del siglo XXI, que emerge del hombre y sirve para controlarlo mejor a él mismo.
El proceso de autocontrol comenzó con la sociedad de consumo, un nuevo contrato social, por el cual el hombre y la sociedad toman el compromiso de consumir, asumen las nuevas leyes de la obsolescencia programada, se suman a la tecnología como la única respuesta, la Biblia de los tiempos modernos de una nueva religión universal: el mercado, entelequia que está en todos lados, nadie la puede ver pero todos la tenemos que sufrir de diferentes maneras.

merkel obama

Big Data es una apuesta, que ha dado resultados, a mayor número de datos que producimos es más difícil entrecruzarlos y sacar utilidad de los mismos, por ello esta nueva tecnología se orienta integrar en tiempo casi real y dar resultados, lo cual beneficia a las dos partes: al consumidor, porque se siente atendido personalmente en su apetito de consumir y al ofertante porque vende más, genera un nuevo modelo de consumo a la medida de cada consumidor.
¿Qué dimensión tiene el mundo de los datos?, ¿a qué velocidad crece?,¿Qué se prevé a mediano plazo?
Según Susana Blázquez en un artículo de El País de este año, el 90% de los datos acumulados en todo el mundo se han creado en los dos últimos años, y cada día se escriben 400 millones de tuits, cada minuto se crean 600 nuevos blogs, cada segundo se registran 10,000 transacciones de pagos con tarjetas.
¿Quién genera esta cantidad de datos que se reproducen de manera geométrica? La fuente son los diferentes objetos cotidianos como los coches, los relojes o las gafas están comenzando a conectarse a Internet para alimentar nuevos servicios que requieren un constante intercambio de información.
En las ciudades cada día se colocan más cámaras que nos graban la cotidianidad y junto a ellas las autoridades de los Ayuntamientos siembran en las calles miles de sensores de recogida de datos para facilitar la vida de los ciudadanos.
Esto significa que cada día se recogen 2,5 trillones de bites de datos, y los directivos de las empresas apenas pueden manejar la mitad de los generados en su entorno porque el 80% de ellos están desestructurados y el número de dispositivos en red duplicará a la población mundial en 2015 y los datos que generen se convertirán en información utilizada por las empresas para anticipar las necesidades de los consumidores.
Éste es el alimento de esta nueva herramienta que viene a transformarse en el nuevo Gran Hermano: Big Data, el nuevo mecanismo para sistematizar los datos procedentes de cualquier soporte, incluyendo imagen y sonido, y convertirlos de forma automática en información, lo cual tiene un gran valor económico ya que crea un mercado evaluado por la firma de análisis Gartner en 132,000 millones de dólares para 2015 y este año se crearán 4.4 millones de puestos de trabajo para abastecerlo.
Los expertos comparan la herramienta a la revolución industrial en el mundo de los datos y afirman que con ella cambiará nuestra forma de vida, ya que se sabrá la cotidianidad de cada ciudadano de manera total, y se lo podrá abordar desde sus debilidades para poder profundizar el proceso de alienación que implica el consumo como forma y meta de la vida.

merkel

Esto significa que Big Data ha pasado de la dimensión de Internet al mundo real, y las empresas lo toman como insumos para sus investigaciones y sus aplicaciones para mejorar la gestión, ahorrar consumos o lanzar nuevos servicios y crear nuevos productos.
Un ejemplo inmediato lo da la reducción de la pérdida de clientes que será una de las principales causas del ahorro producido por las plataformas de Big Data en los operadores móviles de todo el mundo para 2018, valuada en 9,000 millones de dólares. En otros aspectos tenemos a ciudades como Las Vegas que han reducido el 6.4% de los delitos violentos y el 8.6% de los incendios provocados.
En el gran mundo del espectáculo tenemos a Río de Janeiro que ha acortado el tiempo de respuesta a emergencias en un 30% como parte de los preparativos del Mundial de fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016, a partir del uso de Big Data.
Mientras el gigante de la informática IBM desarrolla en Holanda un sistema de control y gestión del agua que podrá ahorrar 1,000 millones de euros anuales y evitar desastres, en Inglaterra, Tesco, cuarta cadena minorista mundial, lo acaba de implantar para controlar la energía en 120 tiendas irlandesas y quiere extenderlo a las 3,000 tiendas que tiene entre Irlanda y Reino Unido para lograr un ahorro de 20 millones de euros en consumos energéticos.
El Gran Hermano nos vigila; las utopías más pesimistas desde las ya citadas a las nuevas que se crean se instalan como cotidianidad. El amansamiento del hombre se da a través de tecnologías, se realiza mediante el uso de robot, de inteligencia artificial y cuando logre controlarlo, ¿cuál será el paso siguiente?


Opina y recomienda

Share on Myspace

Geografía de Costa Rica