Quadriga® Desde 2012  Ciencia - Conocimiento - Libertad www.laquadriga.com

Las malas noticias nunca llegan solas: el desempleo acelera el envejecimiento

on . Posted in Antropología Biológica

Ratio:  / 1
MaloBueno 

[C. Pérez - LT]

imagesEl cine nos ha enseñado mucho sobre la cesantía. Kevin Spacey expuso en American Beauty que es una buena instancia para reinventarse. Robert Carlyle mostró en The Full Monty que es una experiencia donde hay que exprimir todos los recursos. Michael Douglas en Un día de furia exhibió que puede ser una verdadera catarsis. Y Jeff Bridges mostró en El Gran Levowski que a veces es mejor tomarse la inactividad con calma.
Pero hay algo que el cine nunca retrató: los problemas de salud que acarrea estar desempleado. Idea que fue reforzada este mes por un nuevo estudio de investigadores ingleses y finlandeses, quienes descubrieron que los hombres expuestos a períodos de cesantía por más de dos años muestran signos de envejecimiento más rápido en su ADN.
“Tuvieron más del doble de probabilidades de tener telómeros cortos que otros hombres de la misma edad (31 años) que estuvieron empleados de forma continua durante el período de tiempo estudiado”, explica a Tendencias Jessica Buxton, investigadora del Departamento de Medicina del Imperial College de Londres, a cargo del estudio publicado en la revista Plos One.
Los investigadores del Imperial College de Londres y la Universidad de Oulu (Finlandia) estudiaron muestras de ADN de 5.620 hombres y mujeres, nacidos en Finlandia en 1966. Tres décadas después, en 1997, revisaron el historial laboral de los voluntarios y tomaron nuevas muestras de su ADN, para medir sus telómeros (las tapas protectoras en los extremos de los cromosomas que evitan la degradación del código genético). Así comprobaron el efecto al cruzar los datos.
Los telómeros se acortan cada vez que las células del cuerpo se dividen como parte del proceso natural de regeración, por lo que su longitud media en las células se reduce a medida que envejecemos. Por eso se les considera un marcador potencial de la “edad biológica”.

desempleo4


“Sin embargo, los telómeros de algunas personas se acortan a un ritmo más acelerado, debido a factores genéticos u otros como el tabaquismo, el aumento del índice de masa corporal y bajos niveles de actividad física”, dice a Tendencias Leena Ala-Mursula, investigadora del Instituto de Ciencias de la Salud, de la U. de Oulu.
Ala-Mursula explica que estudios anteriores ya han mostrado una relación entre telómeros más cortos y experiencias estresantes de la vida, incluida la atención prolongada de un familiar enfermo o situaciones adversas en la infancia. Por eso los investigadores especulan que su hallazgo podría estar vinculado a la tensión que provocan las preocupaciones financieras, la exclusión social de la cesantía o una suma de ambos factores. “Aún no entendemos cómo el estrés puede acortar los telómeros, pero podría estar relacionado con un aumento de los niveles de cortisol (la hormona del estrés ) o el estrés oxidativo en las células del cuerpo”, dice Buxton.

caricatura del dia 2013017050859

El trabajo consideró otros factores sociales, biológicos y de comportamiento que podrían haber afectado los resultados. Por eso descarta la posibilidad de que los telómeros cortos estuvieran relacionados a condiciones médicas previas en los voluntarios.
También mostró que el efecto se daba en hombres, pero no en mujeres. ¿La razón? “La medición se hizo en 1997, cuando los participantes estaban en la treintena. A esa edad, las mujeres están dedicadas a la familia y participan menos en la vida laboral. Por lo tanto, en esta muestra menos mujeres que hombres estaban sin empleo por períodos prolongados. Los resultados pueden ser o no iguales más tarde en la vida, no lo sabemos, pero esperamos verlo en el futuro”, explica Ala-Mursula.
Aunque no les pasa sólo a los cesantes. Una investigación hecha en 2011 por la consultora Gallup en Estados Unidos sobre 3.400 personas determinó que no sólo los desempleados sufren problemas de salud, también las personas que se encuentran “emocionalmente desconectadas” de sus trabajos. ¿Qué tienen? Diabetes, hipertensión, obesidad y ataques cardíacos, todo en mayor medida que a quienes les gusta su trabajo. Y hay más: sus números son iguales o peores que los de personas cesantes. El trabajo de Gallup muestra que sólo dos de cada 10 insatisfechos con sus empleos calificaron su estado de salud como “excelente”, una estadística muy similar a la de los desempleados. En este ítem los satisfechos alcanzaron 30%.
No es todo: al igual que los cesantes, una de cada cinco personas insatisfechas con su trabajo reportó que los problemas de salud le impidieron hacer sus actividades normales por tres o más días del último mes.

Sorrow by mrcool256Fuente: http://elvirajehacialaluz.blogspot.com/


Opina y recomienda

Share on Myspace

Artículos relacionados

Geografía de Costa Rica